publicidad

El lago Kinneret (mar de Galilea)



El mar de Galilea, también llamado mar o lago de Tiberíades y lago de Genesaret (en hebreo: כִּנֶּרֶת, Kinéret‎, del hebreo «kinor» (kinnor) debido a su forma de arpa primitiva o lira) es un lago de agua dulce de Asia occidental, situado en la región del Próximo Oriente, y perteneciente a Israel, incluida una estrecha franja costera de 10 metros de anchura en su costa nororiental.

Su origen es tectónico, asociado al complejo del Valle del Gran Rift africano, de 21 km de longitud norte-sur y 13 km de longitud este-oeste, con una profundidad máxima de 48 m y una altura de 212 m bajo el nivel del mar (aprox. la mitad de lo que está el mar Muerto bajo el nivel del mar, pero éste es hipersalado), lo que convierte al mar de Galilea en el lago de agua dulce más bajo del mundo. Su punto de mayor profundidad se halla a 260 m bajo el nivel del mar, en tanto que su circunferencia máxima es de 53 km y su superficie de 166 km².

Aparte de muchos otros manantiales, su mayor aporte hídrico procede de las aguas del río Jordán, que desemboca por su lado norte, y el cual desagua del lago por su lado sur. Ciudades notables a sus orillas son Tiberíades y Ein Gev. Las recientes obras de canalización han permitido el abastecimiento de agua dulce a las ciudades, así como la irrigación agrícola hasta el desierto del Néguev, al sur del país. Provee cerca de un 30% del agua potable para riego y consumo de Israel.

Este lago es importante para los cristianos, ya que creen que sobre estas aguas Jesús caminó en sus orillas. El lago se menciona en la Biblia desde la época de los reyes de Israel. En la orilla oeste se sitúa la ciudad de Tiberíades, construida por Herodes en honor al emperador romano Tiberio.

El Kinneret  o (Mar de Galilea),  constituye efectivamente la principal reserva de agua dulce de Israel, además de ser la fuente y el depósito de agua potable más grande del país. Por ésta y por otras razones, el Kinneret se ha convertido en un importante símbolo nacional y en centro turístico de primer orden.

Durante todo el invierno, lo más importante del noticiario para los israelíes no es el tipo de cambio entre el dólar y el shekel, ni si sube o baja el índice de la Bolsa de Tel Aviv, sino el nivel del agua del Lago Kinneret, que a menudo es reflejo del espíritu nacional. El Kinneret constituye la principal reserva de agua dulce de Israel, además de ser la fuente y el depósito de agua potable más grande del país. Por ésta y por otras razones, el Kinneret se ha convertido en un importante símbolo nacional y en centro turístico de primer orden.

Las playas que rodean todo el lago son similares pero diferentes. Sus anchuras varían en función de la geografía local, creando diversos paisajes en cada lugar. Por ejemplo, sobre las costas oriental y occidental se alzan las montañas de la Galilea y las colinas del Golán, mientras que al norte se sitúa el valle de Beit Tsida, extensa zona con abundante agua proveniente del río Jordán y de los arroyos del Golán, y al sur se halla el estuario del Jordán, que fluye hacia las regiones desérticas del sur.

Por este motivo, algunas de las playas del Kinneret tienen arena suave, mientras que otras son rocosas; unas son estrechas y otras muy anchas. Sin embargo, todas son divertidas y ofrecen muchas atracciones turísticas para cualquier edad. La mayoría de las playas permiten a los visitantes que aman la naturaleza dormir en zonas de acampada en la arena, y también existen hospederías, casas de huéspedes y hoteles a pie de playa. Buena parte de las playas ofrecen igualmente diversos tipos de deportes y actividades acuáticas, como navegación en botes hinchables de goma, canoas, etc.; además, los niños pueden disfrutar de toboganes gigantes en los parques acuáticos (Luna Gal, Tsemakh o Gai Beach). Hay numerosos restaurantes y tiendas de alimentación por todas partes, y sobre todo se puede disfrutar de calma y tranquilidad.

Las playas que rodean al lago Kinneret son también un punto de partida perfecto para realizar fantásticos recorridos por la zona. Algunos de los parajes naturales más populares y bellos son el Parque Jordán, la Reserva de la Naturaleza de Beit Tsida, Hamat Gader y Naharayim. Otra región de interés es la parte baja de los Altos del Golán, que linda con el Kinneret y está llena de impetuosos arroyos, lugares históricos y reservas naturales.

El Kinneret desempeñó un importante papel en los primeros años de la Cristiandad, y ahora ha pasado a convertirse en lugar de peregrinación para muchos cristianos. Según la tradición cristiana, Jesús vivió, predicó y realizó milagros en este lago y en sus alrededores. Fue aquí donde caminó sobre las aguas y se produjo el milagro de los panes y los peces, en la cercana Kfar Nakhum (Cafarnaún). Alrededor del Kinneret podemos encontrar numerosos lugares santos cristianos, como el Monte de las Bienaventuranzas, la Iglesia de los Panes y de los Peces, Cafarnaún, Kursi y la barca de madera descubierta en el lago y que ahora se exhibe en el kibbutz Ginosar. Otros enclaves históricos próximos son Migdal, Tel Hadar, Ubeidiya (principal yacimiento arqueológico de Israel), Beit Tsida, Kibbutz Dganya Alef, Moshavat Kinneret y la ciudad de Tiberías.


Mar de Galilea

Bárbaro momento
el atroz celaje
broquela con fiereza ese rugir opaco.

Tras una  fulgurante
diagonal de luz
atisbamos la brava;

Son doce los que otean
desde el breve esquife
el pavor del fondo.

Sobre torres de agua,
gélidos caballos
galopan la muerte cubierta de espuma.

Aacunado, …
al aquilón de la brea y del viento,
un dios duerme.

Tal vez sea que sueñe
con los cinco panes
o los mudos peces.

@[Federico Ruibal Vázquez de Parga]


La tierra en la que nació Jesús era entonces, como lo fue antes y lo es aún hoy, tierra de conflictos ancestrales. La tierra que para los judíos es la Tierra Prometida es una estrecha franja de tierra el el extremo oriental del Mediterráneo.
            
A la izquierda, se aprecia el relieve de la tierra de Israel. A la derecha se ubican las principales ciudades y los pueblos de Belén, donde nació Jesús y Nazaret, donde vivió su infancia y adolescencia. La franja que da al mar Mediterráneo es, en su mayor parte llanura. Hacia el este se forma una cadena montañosa de 130 km. de longitud por 30 km. de anchura y unos 500 metros de altura sobre el nivel del mar y que desciende al este para formar el valle del Jordán, una depresión de unos 300 km. por los que discurre este río en la que se encuentra este lago de agua dulce llamado mar de Galilea (o lago Tiberíades) y el mar Muerto que es un lago salado que se encuentra en el punto más bajo de la Tierra (400 metros bajo el nivel del mar). Más al este se alza una cordillera de rocas calizas de unos 400-500 m. de altura sobre el nivel del mar. Al norte limita con Siria y al sur con el desierto donde habitaban los beduinos. La región de Galilea fue anexionada a Israel en 102 a.C. por Aristóbulo y pronto llegaron muchos judíos para repoblarla, ya que es la zona más fértil con su clima subtropical de abundantes lluvias. Allí crecían según Flavio Josefo palmeras, datileras, higueras, olivos, nogales, etc. Se cultivaba trigo, vid y lino. En el mar de Galilea abundaba el pescado y los pescadores, entre ellos estaba Simón, luego llamado Pedro que sería la cabeza visible de la Iglesia primitiva.

En tiempos de “Jesús de Nazaret” la población judía de Palestina se estima en aproximadamente 1.000.000 de personas. Fuera de Palestina debía haber por lo menos la misma cifra viviendo repartidos por todo el mundo conocido (Diáspora): Alejandría, Babilonia y la parte oriental del Mediterráneo. En tiempos de Jesús, la influencia del helenismo impregnaba todo el Mediterráneo y también los judíos se sentían influenciados por la cultura griega. Por ejemplo, la lengua de la mayoría de los judíos de la Diáspora era el griego. Y no olvidemos que la redacción definitiva de los Evangelios de Marcos, Lucas y Juan se hizo en esta lengua. ¡Y Jerusalén! La ciudad santa para las tres grandes religiones, la capital de la tierra de los judíos, centro de toda su espiritualidad y por la que aún hoy se vierte la sangre de manera tan inútil y triste.

Jerusalén destaca la enorme mole del templo, la fortaleza Antonia adosada a él y el palacio de Herodes donde “Jesús de Nazaret” fue juzgado por el cónsul romano Poncio Pilato .

Cuando nació “Jesús de Nazaret”,  Palestina formaba parte del Imperio Romano, aunque gozaba de gran autonomía y tenía su propio rey, en ese momento Herodes llamado "el Grande", cuyo reinado nació en medio de guerras y crímenes y se desarrolló de manera igual de sangrienta (Herodes ordenó asesinar a casi la mitad de su familia), aunque fue un buen administrador que dejó las arcas llenas y modernizó enormemente su reino con un enorme plan de infraestructuras. Los judíos profesaban todos la misma fe, pero estaban divididos entre ellos por múltiples razones de carácter sociales, políticos, religiosos y hasta geográficos. En este contexto geográfico, social y político nació “Jesús de Nazaret”,.. estando en el centro de su entorno este “lago Kinneret o mar de Galilea”…


1 comentario:

  1. Es muy satisfactorio poder ampliar la cultura del país dónde nació Jesús de Nazaret puesto que en los Evangelios solo tenemos lo referente a su mensaje de Salvación. Manolita.

    ResponderEliminar